lunes, 3 de agosto de 2015

Invierno Rural

 Hace unos días viajé a la Provincia de Corrientes, a pasar unos días en el campo. Lejos del wifi y de las autopistas el espíritu se va serenando y uno vuelve a sentir que puede dejar el apuro y adueñarse de otro ritmo.
Tierra entrañable es esta, donde el chamamé es amo y señor del cantar, los espinillos y las manadas de ñandúes son compañía frecuente en las caminatas y el sabor del chipá y de las tortas fritas son parte del deleite diario.
Disfruté especialmente de volver al campo de trabajo y de hacienda, tan poco frecuentes en nuestra Provincia de Buenos Aires (donde la soja fue despojando la potreros de vacas y de tardes de mate después de la jornada). Este es mi homenaje a toda la gente que trabaja tierra adentro, que tienen la sabiduría de los vientos y que amanecen antes del sol.

Vivir estos días me hizo recordar el amor profundo que siento por la cultura de mi querida Patria, por su folclore y sus gauchos, por su naturaleza tan rica. Se vienen días agitados. Dios quiera que el voto de mis compatriotas logre que este país pueda salir adelante y podamos todos algún día tener un gobierno del que estemos orgullosos. ¡Buena semana para todos!



Las tipas y los timbó dan sombra y frescor en el parque.

Un auténtico gaucho correntino.

Tarde de trabajo con la hacienda.



Atardecer después de la lluvia.
En plena caminata me encontré con el señor toro  que me miraba fijo. Casi sigo de largo apurando el paso pero después lo miré fijo yo también y el posó para mí. 
Tardes a caballo recorriendo el campo.
Esta vaca dió a luz justo en el momento en que pasábamos por ahí. Fue una maravilla.

lunes, 13 de julio de 2015

Mis Lecturas: Sobre un libro, un pan


Eloise Alemany y su editorial Periplo nos deleitan con un nuevo lanzamiento. En esta oportunidad, se trata de "Sobre un libro, un pan. Historias con recetas", el segundo libro de Ana Pomar, quien con una pluma dotada de saberes y emociones nos traslada al mundo de su infancia, de sus recuerdos. "Es Ana Pomar escritora transformando sus experiencias y sus recetas personales en páginas que se siguen saboreando mucho después de haberlas leído", nos dicen. Y uno aguarda para leer este libro de a poquito, saboreando cada párrafo. 
 "La vida toda -desde una infancia feliz hasta momentos iluminados por la emoción o la gracia- es el territorio fértil de estas historias. Y es la manera en que los sabores, los aromas, las recetas familiares, las que después aprenderemos al pasar los años, se funden con los recuerdos, los sentimientos, las nostalgias, en suma, con la sustancia de nuestras vidas."


 Sus recetas, budín de higos, compota de membrillos, majar blanco, alfajores de maicena, entre otras, tienen ficha técnica pero también historias que rodean el mundo alrededor. Mientras tanto, las ilustraciones de Micaela Marinelli embellecen el transcurrir de este libro. Una feliz novedad para disfrutar en pequeñas dosis y tener siempre a mano para inspirarse en la cocina, pero también en la vida.

 Recordando sus veranos en Córdoba dice Ana Pomar: “Delirar por el sol, ahogarse y resucitar, que te duela el cuerpo porque estás creciendo, ser felices, despiadados, que te pique el alacrán, el uriburu, la coral, enamorarse a los ocho años, ser sirena, ser hada, respirar todo el aire de la sierra cordobesa, que explote el sifón de soda y te cercena la arteria, desangrarse hasta morir, creer en dios, no creer, creerle a mi prima Lila y tener ángel de la guarda, pasarle ortigas a Pipo por las piernas regordetas, comer la sandía a la hora de la siesta. Así pasaban los días.”






Sobre un libro, un pan. Ana Pomar. Editorial Periplo. $ 230. Para averiguar puntos de venta o comprar online: www.periploediciones.com


martes, 30 de junio de 2015

Elegido de la semana: MeMo Arq


Después de jornadas intensas haciendo fotos para catálogos, vuelvo a mi querido blog con un descubrimiento que hice en Puro Diseño 2015. Se trata de MeMo Arquitectas, un estudio formado por un dúo femenino, Patricia Mezzadra y Carola Moris. Además de realizar proyectos de obra y refacciones, son un emprendimiento de cerámica artesanal que es un deleite absoluto: líneas facetadas que me hacen acordar al trabajo de Lenneke Wispelwey (una diseñadora de Arnhem, Paises Bajos, que sigo hace muchos anos), tonos de cerámica cruda alternados con aguamarinas y grises, contenedores de todo tipo más para bibliotecas que para la oscuridad de una alacena. Acá les muestro una selección de su trabajo. Me pareció que era un buen dato para lectores de mi blog, ávidos por nuevas propuestas. ¡A tomar nota!





MeMo Arq
www.memoarq.com.ar
Facebook: MeMo arquitectas
Estudio en Recoleta. T: 4824-1299.

jueves, 28 de mayo de 2015

{Decortherapia para Falabella} Graphic Underground: el graffiti como leit motiv.



El mundo del diseño empezó a mirar el arte callejero como una fuente de inspiración.  Su arte estridente y desvergonzado fue puntapié para que creativos y diseñadores de moda empezaran a ver a los “grafiteros” (como se los conoce comúnmente) como referentes.  
De hecho hoy, según los cazadores de tendencias o Trend Hunters, el llamado Graphic Underground es una de las tendencias que pisan fuerte para la moda y el diseño interior del 2015.

Marcas de alta moda como Céline y Prada utilizaron estos motivos para sus diseños. Luego prestigiosos diseñadores de interiores tomaron la posta y se atrevieron a utilizarlos para propuestas de decoración en tiendas, bares, restaurantes, lofts y hasta casas bastante convencionales. (Continúa...)



martes, 26 de mayo de 2015

Conocé Casa Cavia

Foto: Juan Hitters para Casa Cavia
Hace unos días fui con mi hermana Flor y con una amiga, Irina, a conocer Casa Cavia. La excusa era juntarnos y tomar unos cocktails después del trabajo. La otra excusa es que nuestra amiga es rusa y vino a vivir a Buenos Aires hace sólo un puñado de meses, así que cada vez que salimos juntas aprovechamos para hacer de cuenta de que somos viajeras en nuestra propia ciudad y miramos todo con ojos nuevos. 
Me habían invitado a Casa Cavia varias veces pero siempre había tenido que cancelar a último minuto. Ya había escuchado hablar mucho, así que la expectativa era grande. La verdad es que me llevé una gratísima sorpresa. El proyecto es realmente espectacular. Más allá de la arquitectura de esta suerte de petit hotel (que agradecí que fuera rescatado y refaccionado, y que no corriera la suerte de otros, derribados para construir una torre espeluznante) la puesta en escena es de una sofisticación pocas veces vista en nuestra ciudad. Por su parte, la propuesta es muy original porque cada área del lugar está liderada por un protagonista en su rubro: la cocina, a cargo de Pablo Massey, la pastelería de la mano de Próspero Velazco, la bartender Inés de los Santos con sus tragos,  y las flores de Silvana Grosso de Flores Pasión. 
Además está la biblioteca con una selección de títulos a la venta curada por Ana Mosqueda; y para coronar, las esencias del laboratorio de perfumes de Julián Bedel, Fueguia, diseminadas con velas y difusores por todo el lugar, y con un espacio de venta en uno de los rincones de la casa. 
¿El diseño interior? Kallos Turin es una dupla creativa con sede en Londres y San Francisco. Ellos lideraron este proyecto.
Nosotros fuimos al atardecer, nos sentamos en la terraza y probamos una tabla de quesos. Me recomendaron un trago llamado Sauco, que me pareció delicioso. Conversamos, brindamos y por un rato sentí que estaba viajando por alguna ciudad del mundo, soñando despierta. Un intervalo exquisito en mi intensa rutina laboral.
Comparto algunas fotos de Casa Cavia con ustedes, tomadas por el gran Juan Hitters con el que siempre es un honor volver a trabajar. 

Foto: Juan Hitters para Casa Cavia.
Foto: Juan Hitters para Casa Cavia.
Foto: Juan Hitters para Casa Cavia.
Foto: Juan Hitters para Casa Cavia.

Foto: Juan Hitters para Casa Cavia.

Foto: Juan Hitters para Casa Cavia.
Foto: Juan Hitters para Casa Cavia.
Foto: Juan Hitters para Casa Cavia.

viernes, 24 de abril de 2015

Backstage: Casa de Rubén Perlmutter para Revista Living


Hoy quiero hablar sobre los pequeños gestos que hacen la diferencia. Algunos de ellos, son los más imperceptibles. En mi caso, cuando voy a un lugar a hacer fotos, a veces desde la mañana temprano hasta bien entrada la tarde, la diferencia está en que nos ofrezcan un vaso de agua o un café, porque eso nos hará sentir bienvenidos; o cuando sale publicada la nota, me escriban unas líneas con un comentario (si vieron la nota, si les gustó mucho o no tanto) porque nos demostrarán que de algún modo valoran el tiempo, la dedicación y el corazón que le pusimos a cada encuadre, a cada palabra, a cada epígrafe. Rubén Perlmutter, fue de las personas más gratas y amorosas que he tenido como anfitrión en este último tiempo. Además de ser un genial diseñador (casi todo lo que está en su casa es obra de él para su marca DAF Casa) es una persona con la humildad y la riqueza interior que se reserva sólo a los grandes.
 Hicimos la producción en equipo con la fotógrafa Magalí Saberian y con Clara Llorente, mi asistente, para Revista Living. Fue una jornada larga, pero gracias a Rubén fue una fiesta. Mientras nosotras trabajábamos él se dedicó a amasar pizza casera, a cortar y pelar frutas riquísimas para el postre, a agasajarnos de las mil maneras, a conversar con nosotros sobre su trabajo. ¡Un lujo! Aquí algunas imágenes de nuestro día en casa de Rubén. Siempre estaré agradecida por sus gestos, que quizás para él fueron imperceptibles, pero para nosotros fueron de mucha grandeza.

Con un Clara Llorente, en pleno armado de nota

Acomodando almohadones para la foto










Rubén en la cocina
Las manos de Rubén, amasando su pizza casera.




Con Clara ordenando la terraza.
Con Magalí buscando el mejor encuadre.